La agricultura en onda con el cannabis

Para quienes no manejamos en profundidad el tema podría resultar lo bastante confuso el hecho de que existe gran variedad y posibilidades como por ejemplo el cultivo de semillas feminizadas de marihuana con filtro altitube el mundo del cannabis. Por esta razón, te brindaremos algunos datos de interés sobre el cannabis con las que puedes despejar diversas dudas.

Para las personas que en cualquier momento de sus vidas han consumido aunque sea un poco de cannabis, le deben tal placer a la conformación femenina de la planta y ello es debido a que las plantas hembras de cannabis contienen mayores concentraciones del cannabinoide más deseado, es decir, el THC. Por tal motivo, quienes trabajan como cultivadores de las plantas se encargan de separar el cannabis masculino del femenino con el objetivo de proteger a las que son hembras de la polinización. Un cultivador sabe que las semillas feminizadas se encargan de erradicar la necesidad de ese tipo de «separación», ya que esta garantizado que las plantas son femeninas.

Origen de la versión femenina

El desarrollo de versiones feminizadas de las semillas de marihuana, no fue iniciada con el cannabis, sino que se trataba de una técnica que era empleada en la agricultura durante muchos años, incluso antes de que se adaptara con éxito para el cannabis durante la década de los 80. Existen diversos métodos que se usan con el fin de desarrollar semillas de cannabis feminizadas, pero todos ellos se basan en el objetivo de estresar a una planta hembra hasta el punto en el que se convierte en hermafrodita y produzca el polen, que luego será utilizado con el fin de fecundar a otra planta hembra.

Cuando se develó por primera vez el uso de las semillas de cannabis feminizadas, algunos cultivadores se mostraron preocupados de que las plantas que con ellas se producían fueran hermafroditas inestables. Tales temores resultaron infundados mayormente, y a medida que las técnicas de feminización han seguido su curso y mejorando, este ha sido problema que raras veces se presenta en la actualidad.

Las semillas de cannabis feminizadas, son las que producen plantas feminizadas, mas no femeninas, y ello es así de acuerdo a las definiciones científicas adecuadas. Pero en oportunidades se les sigue llamando «semillas femeninas». Al igual que todas las plantas que se reproducen, estas deben crecer y florecer como hembras, por lo que suele ser normal ver cómo se usan los dos nombres de forma indistinta. Cuando éstas semillas fueron puestas a la venta por primera vez, eran bastante caras, incluso más que las semillas de cannabis regulares.

Afortunadamente, en la actualidad existen muchas variedades distintas de semillas de cannabis feminizadas y lo mejor es que son de excelente calidad, realmente asequibles y disponibles, por lo que proporcionan a los cultivadores una amplia gama de precios. Estas semillas crecen bajo las mismas condiciones que lo hacen las semillas de cannabis regulares, por lo que no requieren nutrientes, técnicas, ni equipos extra o especiales, así que no hay razones por las que preocuparse.