¿Cómo se debe contratar luz agrícola?

Quizás este sea un término que no se maneja mucho de manera coloquial, por lo que podría decirse que se trata de la luz que brinda servicio a un terreno, parcela o casa que se encuentra ubicado en algún medio rural. Es decir, el acto de contratar luz para un terreno rural. Para realizar una solicitud con el fin de poner luz en una casa de campo por ejemplo, o un terreno agrícola, se deben realizar una serie de trámites.

Pero si lo que requieres es un boletín eléctrico, entonces se debe contactar con los mejores profesionales que se encuentren asignados a tu zona, se solicita el presupuesto y rápidamente se te otorgara. Lo primero que se debe hacer para ello es realizar una petición de suministro formal, y esta debe ser por escrito a alguna compañía eléctrica. Para obtener una respuesta serán solicitados algunos datos básicos sobre la parcela como podrían ser la referencia catastral, el polígono, el número de parcela, entre otros. 

Con tales datos la empresa de luz puede ubicar la parcela y constatar la línea eléctrica que se encuentra más próxima desde donde podrán dar el suministro. Al momento de recibir la carta en respuesta a la solicitud de contratar luz, la compañía eléctrica establece las condiciones particulares bajo las cuales brindará el suministro y además detallarán si los apoyos existentes más próximos son públicos o privados. 

Cuando ya se ha definido el punto de conexión, la persona interesada necesitará diversos permisos urbanísticos por parte del ayuntamiento, de la comunidad autónoma para el suelo rústico, y también permisos de los vecinos que se verán afectados, por supuesto si los hubiera, por el paso de la línea eléctrica que vas a instalar por sus terrenos.

Una vez que todas las autorizaciones han sido obtenidas, se debe buscar una empresa que se encargue de la instalación de las líneas eléctricas con el fin de ejecutar la obra.

Precio de llevar la luz a una finca rústica

Son diversos los factores que inciden al momento de cuantificar el coste que significa llevar la luz a una finca rústica, pero algunos de ellos pueden ser: 

  • Dependerá de si la línea es de baja o media tensión.
  • De la longitud de la línea entre el punto de conexión en la red existente y la finca.
  • Del tipo de cableado que se vaya a instalar.
  • De la potencia que se vaya a contratar.
  • De las tasas municipales que haya que pagar por la obra.

Así mismo, las empresas que se encargan de realizar este tipo de trabajos cuentan con la libertad de asignar una tarifa, de manera que es bastante recomendable solicitar con antelación diversos presupuestos y tener la posibilidad de comparar. De la misma forma, el cliente se debe asegurar de consultar el precio de la luz agrícola en distintas empresas antes de tomar alguna decisión. Siempre el cliente se encuentra en la potestad de decidir qué es lo que más le conviene, es por ello que existe una variedad de opciones para tomar la mejor y más adecuada a sus necesidades.