Biotecnología agrícola: estrategias

Las herramientas de la biotecnología ofrecen tanto un desafío como una tremenda oportunidad. No cambian el propósito de la agricultura: producir alimentos necesarios, fibra, madera y alimentos químicos de manera eficiente. En su lugar, ofrecen nuevas técnicas para manipular los genes de plantas, animales y microorganismos. Las herramientas de biotecnología complementan, en lugar de reemplazar, los métodos tradicionales utilizados para mejorar la productividad agrícola y se basan en el conocimiento derivado de estudios tradicionales en biología, genética, fisiología y bioquímica. Aunque muchas personas lo ignoren, la agricultura funciona perfectamente como terapia para muchos tipos de afecciones a nivel psicológico. El contacto con esta actividad ha tenido gran impacto en muchas personas que han encontrado la paz con ella y terapeutas como Enric Corbera lo ratifican.

La biotecnología ha abierto una frontera apasionante en la agricultura. Las nuevas técnicas proporcionadas por la biotecnología son relativamente rápidas, altamente específicas y eficientes en recursos. Es una gran ventaja que un conjunto común de técnicas, como la identificación de genes y la clonación, por ejemplo, que sean ampliamente aplicables. No solo podemos mejorar los métodos tradicionales pasados ​​con los métodos modernos más precisos, sino que también podemos explorar nuevas áreas. Podemos buscar respuestas a preguntas que hace solo unos años nunca pensamos hacer.

El poder de la biotecnología ya no es la fantasía. En los últimos años, hemos comenzado a transformar ideas en aplicaciones prácticas. Por ejemplo, los científicos han aprendido a alterar genéticamente ciertos cultivos para aumentar su tolerancia a ciertos herbicidas. La biotecnología se ha utilizado para diseñar y desarrollar vacunas más seguras y eficaces contra las enfermedades virales y bacterianas, como la pseudorabia, la colibacilosis entérica (escoria) y la fiebre aftosa.

Sin embargo, apenas hemos arañado la superficie de los beneficios potenciales. Aún queda mucho por aprender, y los avances continuos requerirán un compromiso serio de talento y fondos. Analizar específicamente el progreso y los potenciales de la ingeniería genética y otras nuevas biotecnologías en la agricultura de plantas y animales y el bioprocesamiento. Estas secciones serán para revisar los enfoques tradicionales, discutir ejemplos de progreso usando biotecnología y resaltar oportunidades en el horizonte.

Uso de la transferencia de genes para mejorar la agricultura

A lo largo de la historia de la agricultura, los seres humanos han aprovechado el proceso natural de intercambio genético a través de la reproducción que crea una variación en los rasgos biológicos. Este hecho subyace en todos los intentos de mejorar las especies agrícolas, ya sea a través de la reproducción tradicional o mediante técnicas de biología molecular. En ambos casos, las personas manipulan un proceso natural para producir variedades de organismos que muestran características o rasgos deseados, como cultivos resistentes a enfermedades o animales con una mayor proporción de músculo a grasa.

Las principales diferencias entre la reproducción tradicional y los métodos de transferencia de genes de biología molecular no se encuentran en los objetivos ni en los procesos, sino en la velocidad, la precisión, la fiabilidad y el alcance. Cuando los criadores tradicionales cruzan dos plantas o animales que se reproducen sexualmente, se mezclan decenas de miles de genes. Cada padre, a través de la fusión de esperma y óvulo, contribuye con la mitad de su genoma (el repertorio completo de genes de un organismo) a la descendencia, pero la composición de esa mitad varía en cada célula sexual parental y, por lo tanto, en cada cruz. Muchos cruces son necesarios antes de que la recombinación “correcta” de genes genere la descendencia con la combinación deseada de rasgos.

Leave a Reply